lunes, 17 de octubre de 2011

Clásicos de hoy y de siempre

No se puede casi decir en público, porque todos lo negarán, pero echarle un vistazo al Hola es una actividad profundamente relajante, a la par que frívola. Una de mis actividades predilectas después de una actividad fatigante es ir a mi bar secreto, tomarme algo que contenga chocolate y apoltronarme con el Hola.
Es maravilloso. Una publicación que reta a cualquier ley evolucionista y contradice a Darwin. Todos los que salen están detenidos en el tiempo y parece que están igual desde 1976. Sólo cambia la ropa, pero como ahora se llevan cosas de todas las épocas, por eso de no perder público y que todos estén globalizados y contentos, pues una foto de 1982 podría pasar perfectamente como una del año 2011.
El mismo tono jovial y educado, esos titulares que no conocen un dolor de regla, una bofetada, un teléfono colgado de golpe, episodios humanos que nunca serán retratados en esa publicacción de entes, estatuas marmóreas griegas que se casan, se separan y enseñan a su prole sin perder una sonrisa infinita.
La reina Sofía "feliz" en Haití, mientras las 7 bellezas de España (puaj) posan en los 7 castillos de la Península que representan sus armónicas proporciones. Tamara Falcó disfruta de la soledad, apelando a los genes paternos para salir de las crisis de la vida. Y así hasta 200 páginas, con recetas de soufflé de queso incluidas y trucos para emular el estilo de la princesa Leticia. Ahora mismo pido hora en el quirófano para quedarme en 20 kilos y parecer un maniquí de feria pasado por un severo internado inglés, siempre sin perder la sonrisa.
La realidad siempre superó a la ficción, aunque esta metarealidad se está convirtiendo en un clásico out of time.

2 comentarios:

núria dijo...

Quina raó iqe tens!

Jo als 90 vaig ser una fidel seguidora de totes les activitats de la Princesa Diana " Lady Di" gràcies a la gran revista Pronto ;)

Pink pony dijo...

oh yesssssss :)