lunes, 8 de septiembre de 2008

Con-fu-sión creo

El viernes, entre los efluvios del alcohol, prometí al gran mr. Endrinas que seguiríamos comentando largamente en el blog el asunto de los bufandistas. Es más, las fuerzas telúricas del cemento y de la ciudad nos llevaron a un garito que, oh, cómo no, estaba poblado en principio de bufandistas. La verdad es que podían ser preceptores evnagelistas o entrenadores de monos, yo solo veía una masa informe de pelos revueltos qie iban saltando desacompasadamente. Y todo me parecía muy bien. Incluso llegamos a un trato: se llamaría madriguera de bufandistas. Pero al final pienso que estos personajes satélites, como que vale, ahí están y yo en mi casa y Dios en la de todos.
Así, que podríamos comentar también la barbacoa familiar a la que asistí ayer, donde mi tía, minishort y piercing incluido, se arrancó por rancheras con mi tío, que parece el primo de Tony Soprano. Eran todo tan película Kusturika, que no te queda otra que hacer los coros y fluir con la marea. Paralelamente había una amiga de mi tía, aka Ana Mari, que tiene una potencia de voz capaz de cargarse las cristaleras de la Sagrada Familia y seguir tan ancha. Así que allí nos encontramos todos, pasando un domingo comme il faut, sólo faltó la tuna y el cura del pueblo. Creo que ya tengo casi cerrado el argumento de la película, los Tennenbaum versión Spain.
Quien haya pecado este fin de semana, que lo diga y a ver qué hacemos. También podemos negociar un cameo en la peli.

2 comentarios:

luis dijo...

dormir y fumar porros es pecado?

Pink pony dijo...

sólo si va acompañado de un especial de Norma Duval.