viernes, 5 de septiembre de 2008

Jason sigue en racha (pero no tanto)

Viendo la euforia que causa en la audiencia las peripecias del amigo Damon, ayer me metí entre pecho y espalda la segunda peli: La supremacía de Borne (título ampuloso donde los haya, por cierto, muy de chorizo premium). Ays, este chaval...Muy bien corriendo por la playa, con Goa de fondo, pero va, y para fastidiar a la corte de románticos, que no somos pocos, va y matan a la chica en el minuto 3 y él la deja en plan sirenita de Goa que se la trague el mar, mientras él depura su pena entre burbujitas y rápidos movimientos para no palmar y quedarse en el fondo del mar forever con la otra.
Total, que a partir de ese turning point tan así es la vida, no os enamoréis porque vais a pillar, el chico aparece bien demacrado. Grasa de vete tú saber qué coche o mecanismo por la cara, gestos de sufrimiento a tuttiplen, ojeras, mirada del marine, miraditas furtivas y de reojo a la foto donde sale él y la parienta, la única que no quemó, que le recuerda lo que perdió....Vamos!
Y luego vi alguna secuencia un poco chunguilla. Léase manifestación contra el capitalismo o por la paz (una cosa lleva a la otra) en la Alexanderplatz de Berlín, ah claro, para sembrar más la confusión en la persecución. Salen cuatro melenudos gritando con pancartas muy de tercera regional y no da mucho el pego.
Ya lo sé, qué fácil es criticar en pijama desde un sofá y qué chungo es resolver una manifestación en el 2004, cuando la gente solo grita porque cada vez la gasolina cuesta más o el coche se les llevó la grúa y ya no hay buenos extras enloquecidos que te bordan cualquier papel.
Bueno, me queda la tercera y última dosis de Matt. Me la guardaré para alguna situación propensa y sí, prometo comentar!

2 comentarios:

Tiriti dijo...

La tercera es IMPRESIONANTE.

luis dijo...

jajaja
pink, al final hasta los tíos de joliguod decepcionan.

jajaja