miércoles, 3 de septiembre de 2008

Los papeles que tenemos

Otro día más a correr detrás del cebo. A parte de mi dispersión total, fomentada de nuevo por los pectorales del señor Christian Bale, profundamente turbadores, ahora me toca de nuevo el papel de sor recaudadora. Yo me pregunto, ¿hay algún regalo en mi trabajo o en mi círculo que no haya pasado por mis mano?
Siempre acabo de ideóloga, recaudadora, animadora y algo más. Me encanta esa capacidad subrepticia de mucha gente para camuflarse cuando toca. ¿Quién bajará la basura del apartamento de verano? Silencio. ¿Qué le vamos a regalar a menganita por su despedida? Tengo pis y me voy. Y un largo etcétera que no voy a enumerar para no dormirnos todos un poco más. El tema me calienta, porque casi todos dan por hecho que lo harás, ya que por ser social, es lo que tienes, te endosan todos estos eventos, en principio sin importancia, pero fundamentales a la hora de articular cenas, celebraciones y despedidas. Aún espero el día que saquen el pastel y entreguemos a cambio un llavero del chino, porque ese es el nivel de entusiasmo de la mayoría respecto a los regalos ajenos. No es que me vuelva eufórica, pero un poco de amor por el prójimo no está mal. A todos nos gusta que nos quieran 5 minutos.
Otro tema que me sulfura es la gente que a parte de no hablar, nunca aporta nada o critica o dice que es una mierda. Sí amigos, predicar en el desierto una vez más. Que les den, yo tengo la conciencia tranquila y un largo currículum de buenas obras voluntarias y grandes celebraciones.
Me han dicho que me van a poner en la estratosfera al lado de Billy Wilder. Me parece muy bien.

2 comentarios:

luis dijo...

pink, una pregunta: dentro de nada es el cumpleaños de mi prima, se te ocurre qué le puede gustar?

Pink pony dijo...

Un traje de batman, ya verás tú.