martes, 10 de marzo de 2009

No hay tiempo y muchas prisas

Quel horreur correr de un sitio para otro. La prisa es un signo aparejado a la modernidad y parece que el que juega a las estatuas humanas no tiene cabida en el 2009. Pena me da, con lo bueno que es el pas à deux y el minueto.
O corres o mueres.
No quería dejar pasar la ocasión de comentar tres imágenes que he han perseguido estos días en mi cabeza: un tipo en patines conduciendo un ciclomotor (¿una nueva forma de performance acaso?), una señora encerrada en una portería cosiendo un dobladillo, un viernes a la tarde, ajena al horror vacui del portal del Ángel a las 9 de la noche: una cápsula interurbana perdida en el cosmos. Y para acabar un episodio puramente Almodóvar, de esos que me reconcilian con la vida y me llenan de confort.

INT. DÍA. PANADERÍA.

Rocío (28), se encarga de ordenar las pastas y arreglar las barras de pan.
Entra la propietaria de la administración de lotería de al lado, la mujer X, de metro y medio escaso, 40 años.

Mujer X: Rocío, quiero un roscón
Rocío: Pues no te lo voy a vender
Mujer X (se señala el entrecejo): Es que lo tengo aquí metido
Rocío: Pues sácatelo, porque no te lo voy a vender
Yo: Si te consuela yo he bajado desde mi casa a por una magdalena
Mujer X: Si ya lo sé yo, que a una le entra la obsesión y hay que comérselo.
Yo: Bueno, que haya suerte con la negociación.

Cojo la magdalena y me voy. Vamos a seguir remando, que la travesía se presenta larga. Mañana más y mejor.

3 comentarios:

El Caminant dijo...

I no et vas quedar a veure com acabava la discussió?! Es menjava el rosco la pobre dona? Demà pregunta-li a la Rocío!

Anónimo dijo...

quiero padrinismo. ya. te estoy echando MUCHO de menos. grito conxi desesperadamente.

love from wales.

Pink pony dijo...

La Rocio és una dona sàvia, segur que li va canviar el roscón per unes galetes integrals ;)
Al niño de gales le creía yo abducido! ¿Dónde andas?