viernes, 5 de junio de 2009

Corazones de cartón piedra

Ayer, después de superar el día de la Gran Somnolencia (hice una encuesta y 4 de cada 5 personas abordadas experimentaron gran cansancio y sueño durante todo el día) me dispuse a ver una película con una amiga. Yo prefería ver un documental de Lehonard Cohen, pero como en esta vida hay que ceder a veces, pues le dije que vale, que pusiera Once.
Tengo que decir que ya el rollito cantautor me daba bastante pereza, pero bueno: no juzques, my friend.
Empezamos: voz rota acompañada de guitarra, americana roída en las coderas, bufanda, sufro por amor, la vida es duraaaa y yo me duermo. Aparece ella, tímida, la perfecta amiga-mujer-criadora de cachorros humanos y le pregunta que a quién dedica sus tristes canciones. Toda la peli va de sus andanzas componiendo música, grabando, se gustan pero...Oh, las fuerzas del destino empuñadas por un avezado guionista tienen otros planes para ellos. Separarlos. Porque de eso va Once, de LA oportunidad que hay en la vida y que la coges o te dedicas a pasear melancólicamente por las calles nubladas de una ciudad europea recordando parpadeos perdidos.
Señores, el espíritu de Sid Vicious ha vuelto. No me creí casi nada de la peli, solo al final hay una escena que dice mucho de él: es una buena persona. Oye, que cuando ves LA oportunidad, camina o reveienta como el Lute, porque si no el mundo estaría atestado de melancólicos peripatéticos. Y es mejor que se formen familias, proque asi, al menos, los corazones y la economía se mueven un poco.

3 comentarios:

Scott Pilgrim dijo...

jo. keria comentar algo ingenioso pero esk como ya no admito k estoi trsite y voi de gay de acero, solo dire k yo si k me hubiera dormido.

como te kedas ? e e e e? jaja.
me encanta como te expresas y los parpadeos perdidos en las ciudades europesas...me he sentido tan ASIN...

oso mistic nordic dijo...

yo tb me aburri con esta peli...
avui festa no??? :P

pink pony dijo...

ánimo Scott, todos vamos en el barco sin gps y remando al viento!