jueves, 27 de agosto de 2009

Como si nada

Se levantan imperios, caen civilizaciones, mueren peces domésticos acostumbrados a recorridos previsibless...Las grandes y efímeras cosas de este mundo suceden como si nada. Recién llegada de un intermitente viaje de 48 horas, me recoloco, hueso a hueso. Sólo puedo decir que la cuna de la civilización occidental merece tal nombre piedra a piedra. Lo que hace el marketing. Venden nuestras ciudades como entes hipermineralizados y coloreados de mar, sonrisas y brindis non stop. El famoso Mediterráneamente. Y la verdad es que vivimos en decorados declorados y a punto para ser reciclados de nuevo.
Se está perdiendo la esencia (qué os voy a revelar a estas alturas que no sepáis). La descomposición del alma. El culto silencioso al átomo. ¿Dónde están los tomates buenos? ¿Y el pan que abraza tu paladar como una bola de algodón? Me he comido todo el pan de la isla de Kithera y parte de la siguiente, y puedo asegurar que hemos perdido el absoluto control de nuestros panes. Qué franceses ni qué boulangeries exóticas en Japón con baguettes a 4 euros. Kithera, señores. Donde un abuelo con delantal amasa pan y cuelga pulpos con pinzas de colores. Y sabe cómo aliñar las benditas ensaladas.
Pero supongo que para eso sirven los viajes. Para verificar modelos, ensalzar lo exótico y repensar lo propio. Puedo aseverar también que he visto dioses griegos con formas humanas, los primos lejanos de los habitantes de las vasijas negras y rojas. Y puedo decir que ya sé debajo de qué árbol me voy a jubilar. Algo hemos avanzado.

4 comentarios:

Tiriti dijo...

Bienvenida a la CRUEL (que no cruda)realidad.

Anna dijo...

Bien!

El champán ha vuelto!Com ho trobava a faltar ;)

Has passat bon estiu?

núria dijo...

Estàs segura que vols tornar a la rutina?? Després d'aquest post em vénen ganes d'anar-hi jo a menjar pa del bo!!

pink pony dijo...

Eoo! Un estiu genial, ja sé que és un pastel dir això en públic, però bueno...