martes, 15 de marzo de 2011

La lluvia enciende la apatía

Los procesos son lentos y sirven para recomponer las partes y el todo. Uno se aplica cataplasmas de paciencia, se pone betadine por todas partes, un par de temas de los Beach Boys y palante. Pero lo de la disciplina lo llevo mal. Tengo que reconocerlo. Y eso que me tiendo trampas amigables como cenas o piscinas por nadar, pero siempre es difícil cuadrarse delante del ordenador y acatar órdenes.
Maldito (o no), monstruo anarquista que llevo dentro. Y encima hoy he tenido un postre espcial: grúa y multa. Casi 200 euros por la patilla. No he llegado a dar la patada voladora pero poco ha faltado. Robos disfrazados de legalidad. No los soporto.
Y luego el tiempo invernal, acorde con el mes, pero no con el estado de ánimo deseable.
La lluvia me moja por dentro también y me da sueño y empaña mis motores energéticos. Como que to va infinitamente más lento.
En fin, eso no quita que sigamos Dancing in the paro y disfrutando de las galletas de chocolate.
Uno tiene que conocer su sombra para ver la luz mejor. Feliz martes :)

2 comentarios:

madeinmind dijo...

Acabo de descubir tu blog y me encanta!! Genial de verdad! tienes una fan incondicional :)

Pink pony dijo...

graciassss :)