miércoles, 1 de octubre de 2008

Aficiones nocturnas

Gabinete de crisis con vistas al mar. Cojo el pony volador y me planto en un bar que podía estar situado perfectamente en París y sintonizo la oreja con las historias para no dormir de mi amiga. Otra vez una de personajes escuálidos y filósofos que se debaten entre el mundo y contestar un teléfono. De verdad, por qué las mujeres somos tan ordenaditas y apretamos los botones cuando se supone que toca (?). Léase: mensaje --> contestar, teléfono --> responder y un largo etcétera.
Total, que entre vino de Rueda y vino de Rueda y tres mil aceitunas bien rellenitas de aceite le dije que este joven nihilista no merecía sus abrazos de oso panda. Que le pusiera en la lista de los morosos emocionales, que ya está bien poblada con indeseables. Y salió la frase mágica: Los niños están para parirlos. Yo me reía mucho, mientras ella aseguraba que podría tener un programa de radio propio, que yo acepté feliz, sólo con la condición de tener un surtidor de vino al lado y una lata enorme de aceitunas sin fondo. Cosas del 2008, mucho desamor.
Más tarde rematé la faena jugando a la pizarra mágica con mi vecina, léase dibujando a los obreros de los andamios contiguos y garabateando que esto es la guerra y que vamos armadas. Voy a generar letras.

5 comentarios:

Marteen dijo...

La cosa está muy mal. Yo ya no ligo ni en Santaló.

Tiriti dijo...

Celebro tu regreso al Planeta Realidad desde el (maravillos y lejano) plante vacaciones.

Echaba de menos leer tu acido corrosivo en el blog.

Eso sí...lo que veo es que hablando de vinos tienes gustos exquisitos : R U E D A

Pink pony dijo...

Bienvenido Tiriti a la morada del mal! rueda=felicidad. Seguiremos con las combinaciones secretas de ácido y Chanel nº 5

Pau Mou dijo...

La batalla continúa. Estamos en temporada de castañas y de pisar uvas. Así que, mientras el escanciador de vino vuela muy lejos con alados pies, yo me planto junto a Aquiles, que antes las puertas de Troya clama por su amante muerto Patroclo (y también escanciador en algún momento), con semajante palabra voz en cuello: ¡HECTOOOOR!

Pink pony dijo...

Dios mío miss Mou, vaya temporada de castañas que se avecina. Yo ya llevo el spray de esos de pimienta en el bolso, nunca se sabe...