martes, 16 de diciembre de 2008

El supuesto efecto Navidad

De repente, todo el mundo supuestamente tiene una colonia fiel que traduce su entuerta personalidad en poemas y notas florales. La gente procura reciclar de una vez por todas y piensa que un mundo mejor es posible. Si te piden un cigarro por la calle, lo ofreces sin cagarte en la madre del susodicho pordiosero de nicotina.
La gente se junta con antiguos grupos de boy scouts o asociaciones de cerámica para comprar números de lotería con premios absurdos, que en un estado de sobriedad mental obviamente evitaría a la primera de cambio.
También frecuentan cenas tribales en retsaurantes donde sirven comidas recalentadas y el peor vino que parió cepa nacional e internacional. También participan en simpáticos sorteos de abominables amigos invisibles donde te puede tocar un costurero o una funda para meter los rollos de papel de water.
Una absurdidad encadenada a otra que no cesa, una sonrisa de quita y pon, todo iluminado bajo una luz de alto consumo que produce epilepsia a largo o corto plazo (depende de si vas pensando en Babia o te atrapan las guirnaldas callejeras).
Resumen: armaros on un pack ahorro de Aerored y decirle de una vez por todas a esa vecinita alegre que necesitáis un meneo integral. Que nunca va mal por Navidad o por cualquier fiesta de guardar.

5 comentarios:

Seggio dijo...

Comentario

pink pony dijo...

memo

Seggio dijo...

Cambio post insulso pero con intención por vacaciones en Bora Bora con Miss/Mister Nueva Guinea abanicándote durante milenios

Vecino del quinto dijo...

si leo bien, estás pidiéndome guerra, pequeña???

pink pony dijo...

Puertas --> mejora tu estilo
Vecino del quinto --> revela tu contraseña y la comisión de citas evaluará tu candidatura.