viernes, 23 de enero de 2009

Si lo necesitas vete al water

Este post sé que va a hacer las delicias de mi querido rata de dos patas, que por cierto se va a casar este sábado y aquí la monja alférez, moi même, leerá en el magno Saló de Cent un speech, que más que un discurso empalagoso sobre las virtudes del amor sacro y profano, será un panfleto-ready made digno de Duchamp y de la CNT.
Ayer quedamos por el centro un rato y tuvimos la GRAN suerte de reencontrarnos con un profesor de teatro que tuvimos que se las da de playboy, pero que siento comunicar, le falta un diente.
Su especialidad, cuando nos vemos por la calle, es girarnos la cara, como si recibiera una llamada del espíritu santo. Vale, que no somos la Virgen María, pero de ahí a ser maleducados va un trecho.
Ayer fuimos nosotras las que pasamos de él, con todas las letras del verbo paso de ti. Fue muy edificante.
Luego fuimos a uns especie de fiesta del Bread and Butter, o sea, vete al water (si lo necesitas).
Me fascina la gente que se prepara a conciencia pars estos eventos. Nenes ¿no tenéis que pasar el mocho por el pasillo? ¿Ese cardado viene de serie o te pasaste el extintor? ¿Hay algún persianero por ahí?
Bueno, con la emoción de la wedding, del viernes, y de la performance de ayer me despido. Frotaros contra las farolas, que es muy sano. También bailar con las cejas.

2 comentarios:

julia dijo...

hay dos cosas en la vida que me repugnan infinitamente. La primera no la puedo decir públicamente, la segunda es la dentadura. Que nos cuentes que a tu profesor de teatro le falta un diente es como describir la cara de un gremlin teniendo relaciones sexuales, es decir, repulsivo. Nadie sin dientes merece un trato especial, porque ése debería dedicárselo el dentista. (Obviamente este texto es un extracto del Mein Kampf de Hitler, en la página 12 hay una pequeña dedicatoria a los dientes)

Disfruta de la boda! Y que el speech sea tan exitoso como el discurso de Obama al proclamarse presidente del mundo.

Pink pony dijo...

oh mon amour! Excelso comentario.
Emocionada estoy.
Tendré que buscarme alguna Michelle vestida de Oscar de la Renta para que me ovacione hasta el púlpito.
happy finde!