jueves, 29 de enero de 2009

La belleza de las cosas simples

Unas pestañas largas y bien alineadas.
Una aceituna rellena muy rellena de anchoas.
Muchas palomas que vuelan juntas a las 3 de la tarde.
Abrazos euroconectores.
La elegancia de una ensaimada.
Una llamada puntual y deseada.
Una mirada con efectos telepáticos.
Un culo en su sitio.
Un dispensador de tabaco en forma de elefante.



"Puedes pegarme. Puedes tirarme al suelo, incluso escupirme y mearme. Pero, por favor, no me aburras".
Clint Eastwood (El sargento de hierro)

6 comentarios:

julia_solans dijo...

queeeeeeeeeeeeeeee fueeeeeeerte!
un cigarro ojete!!!

pink pony dijo...

ajjaaj, y también hay la versión burro!

Alba G. Corral dijo...

el del elefante lo más. sonrisita de madrugada...

Tiriti dijo...

A mi sin embargo lo que más me ha gustado es la frase del Sargento de Hierro...Pelicula que tiene 20 ó 30 frases para apuntar y utilizar cuando sea necesario Ej-"Amigable" trabjador de Renfe no quiere cambiarte el billete porque su ordenador se ha colgado..."con el debido respeto señor...se me estan empezando a inflar lo cojones"... Y solucionado...

pink pony dijo...

mo-nos!

saroide dijo...

jajjaaj, buenísimo. Y muy divertida la entrada, estoy totalmente de acuerdo. ¡Un saludo!

PD: llegué desde Perla del Turia.