jueves, 5 de junio de 2008

Yo también soy peligrosa

Cuenta la dueña de este blog que el champán rosa es peligroso. Pero quiere constatar que ella también puede infringir las leyes actuales y sacar un par de escopetas de balines y liarla gorda. Y pasar a engrosar el grupo de los peligrosos. He estado inmersa extrañamente en el modo copy domesticada, o sea, te pasan trabajo de mier-da y tú pones cara de oh yes, dame tres más como este y te despides del que te da el papelito con las tareas con la mirada del marine, para acto seguido ponerte la Carrá en el Youtube y cagarte en todo. Y pensar, esta mujer sí parece que se divertía, aunque dudo que todo el rato. ¿Porque sabéis qué os digo? Que este verano va a haber tantos cruceros en el Mediterráneo, y en el mar Báltico y en el Adriático, que aquello va a parecer el Carrefour. Y todos los pescados con las aletas malheridas y ya los cuatro delfines que quedaban, despídete, que se van a ir a Lloret de Mar a jugar al Bingo o a algún juego de sobremesa mientras envejecen sin que les toquen los huevos los de los cruceros con tanta fotito y tanta fantasía de aleta y Flipper. Ahora tengo que hacer una promoción de Ahorra ya en el **** crucero y no quiero hacerla. Me niego, ni que sea durante 23 minutos, que es lo que llevo ya de retraso. Y luego pienso, mira, que se acaben los mares, total, si con la hecatombe que cuentan los telediarios que se avecina si no morimos por inhalación de gases será por ingestión de pulpo a la americana manipulado genéticamente. Tengo incontinencia mental esta tarde. Voy a hacerlo. Y eso que soy fan del mar y las sardinas. Espero que me lo perdonen.

1 comentario:

pink pony bis dijo...

Hola, soy el alter ego de Conchi. Pobre, está nerviosa con lo de los cruceros. Ya se te pasará mona :)