jueves, 14 de enero de 2010

De oficio, aguantadora

Cada uno tiene un papel en esta vida y el mío debe ser psicóloga de vocación, permanentemente en prácticas. Siempre escuchando, siempre con el puñetero hombro amigo. Siempre la buena cara. Uno de las resoluciones del 2010 es que sólo voy a aceptar invitaciones a balnearios (la primera ya ha llegado), cenas artesanales y pases privados de grandes joyas cinematográficas.
Y basta de ejercer de: pafagantas, mediadora y coach personal.
Y como no quiero extenderme en el autolamento, otra práctica muy 2009, os dejo un bonito video terapéutico que refleja mi plan para dentro de 45 años. ¡Feliz día!

2 comentarios:

confusedinbarcelona dijo...

me apunto al plan para cuando llegue el momento :P

Pink pony dijo...

yeeeeees! Per cert tu i jo tenim business pendents. Next week?