jueves, 7 de enero de 2010

Hay días que sí

Ves el sol invernal que baña las calles con delicadeza, sorteas las cacas de perro con alegría, cantas un best hit musical de letra electrizante y dices, viva la madre que me parió. Luego quedas con ella misma, y te prepara una paletilla de cordero al vino que resucita a los muertos y te ríes de cuatro chistes acumulados.
Vas a una cafetería con grandes cristaleras y ves pasar a chicos guapos vestidos con gabardinas, mientras degustas un intenso Earl Grey invernal y agradeces de nuevo estar vivo y sintonizado con la vida.
Y para acabar, quedas con amigos, y vas a una tetería del centro de Gracia, que parece por su decoración un lugar de intercambio de parejas o de trata de blancas, y te tomas el enésimo té, a la luz de unas lámparas pseudo marroquíes, y planeas encuentros en ciudades europeas, sin reloj y con grandes dosis de nebulosa, que es de lo que está hecha la vida en sus momentos más álgidos.
Seguro que todo esto viene de la euforia del otro día generada en un bar rojo y musical, donde DJ Milagro, lo bauticé así por su excelente repertorio, consiguió que la flor y nata intelectual se descamisara y celebrara la noche de reyes como tal.
Olvidando a los peripatéticos y a la dialéctica freudiana. Que a veces, es bastante cansina, la verdad.

2 comentarios:

confusedinbarcelona dijo...

Veig que començem l'any com cal. Es clar que si!! A veure si fem una trobada próximament i ens posem al dia! Paz y amor.
Una escaladora

Pink pony dijo...

Lauriens, que tinc el gadgte egipcio a casa!! La setmana que ve ens posem al dia. Feliç any bla bla
besos

C.