miércoles, 20 de agosto de 2008

La aldea de los progres

Claro, ¿por qué no iba a salir un martes a tomar el aire? Después de encontrarme a un señor por la calle que primero me dijo si quería una pera (tal cual) y luego si quería ir a su casa (?) decidí que era una buena hora para cenar. Quedé con una amiga y nos despeinamos juntas en la terraza mientras catábamos las judías biológicas de mi padre, un campesino postmoderno en lucha continua contra la chinchilla y hablador de plantas. Muy mono él. Luego decidimos ir a una plaza de la aldea más progresista de esta ciudad. Le dije a mi amiga que seguro que estaría repleto de escenógrafos, milenaristas, profesores de reiki y arqueólogos folk. Para mi sorpresa me presentaron a dos arqueólogos in situ, en plan lámpara mágica. Lo mejor de todo es que les dije que me llamaba Paquita y huyeron. Perfecto, porque esto confirma mis teorías de que en esa aldea te tienes que llamar Empédocles o Siracusa para que sus habitantes caigan rendidos a tus pies. Escuchamos a le Petit Ramón, que debe ser el nuevo oráculo o similar pero no le cogí demasiado el punto, para pasar al gran Riba y su pachanga variada, que al menos ves que se lo pasan bien. Volví a casa distraída, me metí en un concierto de jazz sin salida aparente, en plan persecución policial por el Bronx, y luego me reconducí a un nuevo capítulo de horizontalidad y ficción. Creo que Christopher Moltisanti me invitaba a cenar en Satriale's y me pedía cannoli de postre.

4 comentarios:

L. M. dijo...

los arqueólogos estaban trabajando en la terraza? eran camaremos o es que hay una excavación allí?

Mr. Endrinas dijo...

Dios bendiga la arqueologia. Parece ser que la progre aldea sigue conservando sus joyitas, y no las arqueologicas sino a los arqueologos fruto de una adolescencia pajera. Por cierto, no te creas de primeras que son arqueologos, hazles alguna pregunta comprometida, tipo donde está enterrado cristobal colon (tal vez sea más de historia, pero es genial mostrarles tu total desconocimiento sobre su "tan interesante actividad") y si sacan el tema indiana jones diles seriamente y ponte cabezona, que indiana jones era judio y homosexual, ya verás que pronto se ponen a hablar de la nota de selectividad y de los graves problemas para elegir carrera debido al baby boom setentero.

Pink pony dijo...

Hay una excavación continua de talento y milagros. A parte, con lo de Paquita vi que no estaban preparados para la gran prueba.

luis dijo...

l.m. soy yo, como dijo flaubert. es que no sé qué me ha pasado...