lunes, 11 de febrero de 2008

Pactos y comidas de vecindario

Seguimos con el filón vecinos, ya sabemos que a veces los hechos se encadenan de tres en tres, y los vecinos no iban a ser una excepción. El tema que nos concierne hoy es una fantástica comida popular que tuvo lugar este sábado en nuestra terraza con mobiliario vintage y antenas cancerígenas. Los platos, variados y deliciosos. Qué alegría comer spaghetti en grupo cuando uno acostumbra a dialogar con su bistec y con la planta (!). En fin, salieron los temas de rigor en cuanto se mezclan tetas y genitales de diferentes porcedencia. Alguien reclamó ropa interior bonita. También calcetines bonitos, como un bonito envoltorio del objeto de deseo. Yo reclamé en silencio menos chorradas, pero bueno, en cuanto a transacciones de sexo, qué se puede esperar: dame un bote de tomate frito, son 2 euros, voy a abrirlo, me lo como ya. Ya sabemos cómo funciona. Supongo que llevo una feminista dentro del tamaño de una catedral, también confundida, vendida, falsificada. Y luego salió la expresión estrella del día: la papada del pavo, si no recuerdo mal. O sea, a las chicas que les cuelgan cosas de delante, pero de la parte de abajo. Glups. Yo sólo conozco algún caso indirecto.
Resumen: congenie con sus vecinos, puede ser feliz. Y si, duerma bien, coma mejor, y déjese querer. Vuelvo a mis asuntos bursátiles. Feliz día.

6 comentarios:

pink pony dijo...

Si nadie comenta, me voy a dormir..........

Javier Urtasun dijo...

Pequeña Guerrera del abecedario, valiente luchadora de las comas y el interliniado, a vos os reto, a que nunca más volvais a hablar de la ¿papada de pavo?, estaba merendando un jodido garrote vil, de chocolate quimico, de ese que tanto patrocinan los fabricantes de papel de culo ultra suave, y joderrrrrrrrr, me has revuelto las tripas un poquillo. Uno viene a este lugar a encontrar paz y tranquilidad, y cada vez más me encuentro cronica social directa, dura, fria.

Vuelve a mostrar a tu legión de fieles seguidores quien eres, dinos que se va a llevar en gracia esta primavera verano, donde acabaran los progres este otoño, hablanos de tendencias, hablanos de lo que sea, pero no me jodas la merienda con papadas delanteras femeninas, cacho cabronaaaaaaaaa

pink pony dijo...

Ay querido Urtasun, ese nommbre ignoto y duro como una piedra fría, vino de un personaje masculino sentado en aquella ilusa mesa de incautos. El próximo post tratará de caléndulas y ositos de goma. Prometido. Gracias por avivar la llama de los comments :)

Javier Urtasun dijo...

Ilusos? donde acaba la razón empieza la imaginación. Ilusos si, pero sobretodo irracionales.

Javier Urtasun dijo...

me aburro, quiero mas posts

Pink pony dijo...

Esto no es una churrería, pero evocaré en el archivo de imágenes de TV1 a ver qué se ofrece.